Playas privadas en España

Supongo que en más de una ocasión habréis escuchado o leído que determinado famoso (futbolista, actor, empresario…) se ha comprado una playa privada. Cristiano Ronaldo, sin ir más lejos, le regaló a su agente y amigo Jorge Mendes una playa privada en Grecia cuando este se casó.

Playas privadas en España
Photo by PublicDomainPictures

Lo de “playas privadas” suena raro, ¿verdad? En cierta manera, nos hemos acostumbrado a que las playas, como el aire que respiramos, sean públicas, y sorprende averiguar que esto no es así, al menos no siempre.

En España no existe legalmente el concepto de playas privadas. La Ley de Costas Española, encargada de regular estos asuntos, tiene entre uno de sus objetivos “garantizar el uso público del mar, de su ribera y del resto del dominio público marítimo-terrestres, sin más excepciones que las derivadas de razones de interés público debidamente justificadas”.

Parece de sentido común que no se privatice un lujo como la playa, que siempre ha estado dispuesta para que el común de los mortales –ricos y pobres, rubios y morenos, gordos y flacos, nacionales extranjeros– puedan darse un chapuzón libremente, sin tener que abonar una entrada.

Sin embargo, la ley no siempre se respeta a rajatabla. En España, como decimos, no hay playas privadas, pero algunas empresas hoteleras venden en sus catálogos la idea de que ciertos hoteles de su propiedad tienen a su disposición una playa íntima –que viene a ser algo así como semiprivada.

La realidad es que en algunos casos es cierto, pues ocurre que la única manera de acceder a ciertas playas es a través de un hotel (que, obviamente, es privado).

No es esta una realidad que afecte solo a España. Muy al contrario, en otros países europeos la cosa está aún peor. Como explica El Confidencial a través de una nota de EFE (con fecha de 23 de julio de 2016), “una gran parte de las playas italianas están gestionadas por entes privados”, y prosigue la nota diciendo que “En Italia hay actualmente alrededor de 30.000 ‘establecimientos balnearios’, empresas privadas que gestionan porciones de playa que, sumadas, equivalen aproximadamente al 40 % del litoral del país”.

En resumen, para acceder a ciertas playas italianas (“muchas”, al parecer) hay que pagar una entrada de cinco euros o superior.

En España no hemos llegado a esos niveles, y esperemos que no ocurra nunca.

 

1 comentario en “Playas privadas en España”

  1. En 2019 está pasando en Mazarrón, Murcia. La playa de Percheles, para acceder en coche tienes que pagar. Además, están permitiendo acampadas ilegales, barbacoas, y cobrando a todo el que llega al litoral de Costa y todo porque la ley no nos ha protegido y está permitiendo al vecino cobrar ilegalmente por alarcar junto a la valla de costas porque es su terreno. Se ha apropiado de los caminos de acceso y no puedes adentrarte sin pasar por ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.