Deportes de playa

deportes de playa
Jugadoras argentinas Georgina Klug y Ana Gallay. / Fuente

La playa es un lugar maravilloso para todo: para leer, para pasear, para enamorarse, para tomar el sol, para disfrutar del paisaje y, cómo no, para hacer deporte. Las opciones son muchas, a cuál de ella más atractiva. Os presentamos algunas de ellas.

DEPORTES PARA PRACTICAR EN LA PLAYA (en la arena o en el agua)

Son tantos los deportes que se pueden practicar en la playa que la elección se hace difícil. Algunos se llevan a cabo en el agua y otros en la arena. Unos son en equipo y otros en solitario (o en ambas modalidades). De lo que estamos seguro es de que todos ellos son motivacionales, te hacen sentir bien en un entorno agradable.

Hemos elegido estos deportes: el voleibol, el running (de arena) y la natación, el surf y el piragüismo y (acuáticos).

 

EL VOLEIBOL

La playa es ideal para jugar al voleibol. El contacto de los pies en la arena, la caricia del sol en la piel y en la posibilidad de darse un buen baño en el mar hacen del voleibol playero un entretenimiento atractivo y saludable. Este deporte se viene practicando desde principios del siglo XX en lugares como Uruguay y Hawai, y ya en los años 20 ya se celebraban competiciones en Santa Mónica, California. Desde 1995 el Voleibol de Playa forma parte del Programa Oficial de los Juegos Olímpicos.

El voleibol playero se rige por las mismas normas que el voleibol de toda la vida, si bien se distingue, además del entorno, en los siguientes matices:  el campo es un poco más pequeño (16 m x 8 m) y no solo presenta las cuatro líneas que conforman el rectángulo; la red es más corta; cada equipo está compuesto de solo dos jugadores, uno de los cuales hace las veces de capitán; no hay posibilidad de hacer cambios, y si uno de los jugadores se indispone se conceden cinco minutos de recuperación; los partidos se juegan a tres sets y gana el equipo que primero gane dos de ellos; el mismo jugador puede tocar dos veces el balón; están aceptados todos los golpes de ataque dentro del campo excepto la finta, que está penalizada; cada equipo puede pedir un descanso de 30 segundos por set.

EL RUNNING

La playa es un lugar estupendo para hacer footing. Cualquier sitio lo es, bien mirado, pero la playa lo es aún más por varios motivos: el impacto articular es mejor; se consume más energías, lo cual viene bien para perder peso si lo acompañamos de una buena alimentación; las lesiones son menores que si las hacemos sobre el duro asfalto; podemos beneficiarnos del saludable entorno (mar, aire, sol…).

Eso sí, procura no hacer salidas demasiado largas, proteger tu piel con cremas protectoras, aprovechar la pleamar o evitar las horas en las que el sol es más dañino (entre doce de la mañana y seis de la tarde); hidrátate bebiendo agua. Y te sientes excesivamente cansado, por favor, tómate un respiro. La playa es el lugar idóneo para disfrutar, no para sufrir sin motivos. .

LA NATACIÓN

Un deporte de toda la vida. A quien le guste nada, ¿qué mejor lugar para hacerlo que en el mar? Solo hay que tener en cuenta algunos consejos, como llevar un baño de traje cómodo (para las chicas, mejor bañador que bikini); nadar en paralelo a la orilla, nunca hacia lo más profundo; elegir playas poco peligrosas para la práctica de la natación, que no tengan corrientes fuertes ni rocas con las que podamos hacernos daños; no forzar demasiado.

Nadar durante una hora permite perder hasta 500 calorías. Esta es una excusa más para practicar la natación en el mar: perder peso al tiempo que te pones en forma.

EL SURF

El surf es todo un clásico entre los deportes que se practican en la playa. En principio parece que el esfuerzo físico no es tan potente como en la natación o en el boleivol. Sin embargo, mantenerse a flote sobre una tabla cuando te zarandean las olas no es fácil. Necesitas hacer mucho ejercicio aeróbico para poder mantener el equilibrio. Prueba de que es un deporte muy completo es que en una hora se pueden perder 700 calorías, más incluso que haciendo natación.

Para practicarlo necesitas artículos como la tabla de surf, el traje de neopreno, el invento (un tipo de cuerda que sujeta la tabla al pie mediante una atadura de velcro, las quillas (los timones de la tabla), parafina (para que los pies no resbalen al contacto con la tabla)…

Se da por hecho que el surf es un deporte que funciona muy bien para combatir el estrés.

 

EL PIRAGÜISMO

Aunque se han encontrado piraguas con 6000 años de antiguedad, no es hasta 1865 cuando el abogado escocés John McGregor consigue que se le tome como un deporte. Este deporte acuático que se practica sobre una embarcación ligera, que puede ser una canoa o un kayak, por ejemplo. En la embarcación deben ir dos o cuatro personas. Este es un deporte con muchos seguidores, está federado y se organizan competiciones con frecuencia, por lo general en verano. No en vano, el piragüismo es un deporte olímpico.

La embarcación suele ser de fibra de vidrio o de plástico.

Hay varias modalidades: en aguas tranquilas, en eslalon (en aguas bravas), descenso en aguas bravas, ascensos, descensos y travesías, en maratón, recreativo, en kaya polo… Alemania y Hungría son los dos países que más destacan en la práctica de este deporte.