Bañadores

Pocas cosas son tan necesarias en una playa como el bañador –a no ser, claro, que la playa sea nudista. La industria del bañador nos ofrece una inmensa variedad de bañadores según el diseño, el material o los colores. Nos hemos acostumbrado a convivir con ellos que ni siquiera caemos en la cuenta de que se trata de una prenda con una historia de lo más atractiva. Porque ¿sabes desde cuándo se usan los bañadores? Pasa y siéntate, porque vamos a hacer un breve recorrido por la historia del bañador.

Historia del bañador

Los bañadores se comenzaron a fabricar en el siglo XIX, para suplir las necesidades de las personas que eran enviadas a tomar baños para superar “problemas de nervios”. Al principio los bañadores no eran tales, pues trataban de imitar la ropa de calle. Las mujeres utilizaban vestidos de franela o lana con un corpiño. En 1840 se crearon los primeros shorts de baños masculinos. No eran entonces demasiado eficaces, porque al no tener elástico, una vez mojados se caían hasta los tobillos, generando, suponemos, escenas tan graciosas como dramáticas. En 1844 Charles Goodyear diseñó en 1844 un bañador de una sola pieza, que iba de los pies a los hombros.

El recato  era la característica de los bañadores, tanto para hombres como para mujeres. Nada extraño teniendo en cuenta que en las zonas de baños los hombres y las mujeres tenían zonas independientes. Poco a poco, se fueron liberando de tejido… al menos los hombres. En 1922 comenzaron a desnudarse en la playa de cintura para arriba, mientras las mujeres seguían con sus pantalones de franelas y sus vestidos con lazos.

 

bañadores

 

Pero vendrían nuevas aportaciones al sector del bañador. En 1930 la empresa Jantzen creó unas mallas para mujeres, precursoras de los bañadores de una sola pieza, y catorce años después Louis Réard diseñó un bañador de dos piezas, el bikini, que tomó ese nombre en alusión a la bomba de Bikini, en el Pacífico, donde se realizaron las pruebas de la bomba atómica. (Se creía que el bikini iba a ser una bomba de relojería, como así ocurrió). Como ninguna modelo quería lucirla, el diseñador tuvo que contratar a una stripper.

En 1957 comenzó a ponerse de moda, en cierta manera gracias a la apostura y valentía de la actriz Brigitte Bardot, que vistió uno en las playas de Saint-Tropez.

trikini

La evolución del bikini y de los bañadores en general tuvieron desigual desarrollo, dependiendo de la laxitud de costumbres de los países. En España, por ejemplo, el bikini estuvo prohibido hasta finales de los sesenta. La prohibición fue levantada gracias a la irrupción de “las suecas” que venían de vacaciones a España (si bien no todas estas mujeres eran de Suecia, claro).

En 1964 Rudi Gernreich creó el monobikini y con el paso de los años, poco a poco, el topless se puso de moda.

Otra pieza muy atractiva es el trikini (que une la pieza de arriba con la de abajo), creado en 1971 por Rudi Gernreich. El trikini fue popularizado por la modelo Peggy Moffitt y también por Ursula Andress y la ya citada Brigitte Bardot, que no se perdía una….

 

tanga

El tanga

El tanga (conocido en algunos países como “la tanga”) es una de las prendas de baño más atrevida. Es tan minúscula, que apenas precisa tela más que para cubrir los genitales, dejando gran parte del trasero al aire.

Se cree que fue diseñado por el genovés Carlos Ficcardi en 1974 y comercializada por el diseñador Rudi Gerneich.

Existe un modelo, el tanga brasileño, que cubre más que el tanga y menos que la braguita.